LIDERAZGO 3D

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un fenómeno incuestionable es la serie de cambios que estamos experimentando en los dominios tecnológicos, de salud, laborales, sociales, legales, en las que se han estado presentando profundas transformaciones con la tendencia de acelerarse más todavía en una escalada impresionante y aunado a ello, también se está dando una mayor expansión de conciencia provocando la construcción de nuevos cimientos en los que las nuevas generaciones sustentarán las estructuras necesarias para sobrevivir ante los novedosos acontecimientos que presente el porvenir. Gracias a todos estos cambios, ya en estos momentos, se requiere de personas capaces de dirigir a las demás a asimilar lo original, a adaptarse rápidamente a las distintas condiciones en el quehacer cotidiano al estar inmersos en una dinámica de continua y expansiva innovación e ir más allá, al tener que jugar el juego de ser agentes promotores de esa misma innovación e implicar a la gente a sumarse con su particular talento.

Basándome en estos tiempos, yo asevero que <<liderazgo es la facultad de un individuo de no nada más influir en las personas, sino coadyuvar en su propia transformación a través empoderarlas>>. Esta labor fundamental requiere varias funciones como implicar, confrontar, retar, conversar, facultar una diversidad de equipos de trabajo para materializar un proyecto orquestando diversidad de líneas de acción que al final se cristalicen en la conjunción de un sistema, dispositivo o servicio totalmente innovador, es decir, algo que no existía y de repente aparece para ofrecer soluciones originales que transforman el mundo, al modificar los estilos de vida de la gente.

Las tres dimensiones del liderazgo consciente y efectivo son:

  • La personal: la persona (el sujeto; “Yo”)

  • La interpersonal: las relaciones (la comunidad, “Nosotros”)

  • La impersonal: la tarea (la organización, “El ello”)

En cuanto al liderazgo personal son fundamentales la Identidad y Autoconocimiento. La excelencia personal ocurre como un proceso de cambio o desarrollo progresivo a nivel de identidad. La persona se vuelve más persona. Su ser se expande, se perfecciona, da frutos para los demás seres humanos.

Es obvio que podemos cambiar de identidad, pues es posible, por ejemplo, volvernos generosos en lugar de ser egoístas, reflexivos en lugar de impositivos, serenos en vez de impulsivos, activos a diferencia de ser pasivos, optimistas por pesimistas y así sucesivamente. Esto depende de un continuo proceso de auto observación en cuanto a nuestro comportamiento tanto en estados tranquilos como con mayor razón alterados donde se manifiestan una diversidad de reacciones producto de heridas emocionales o circunstancias totalmente novedosas que nos ponen a prueba, para luego analizar nuestros pensamientos interpretaciones, clase de creencias, actitudes que nos controlan y conjunto de virtudes que ponen en juego a la voluntad, todo ello es materia prima para realizar cambios personales.

Entonces, el autoconocimiento personal es el proceso reflexivo (y su resultado) por el cual la persona adquiere una clara u objetiva noción de su sí mismo y de sus propias cualidades, talentos, defectos, heridas emocionales, aspiraciones, necesidades psicológicas y características que definen su personalidad y en esa toma de conciencia es como sólo así se faculta uno para hacer cambios que le lleven a un auténtico y sustentable desarrollo personal como también sentirse capaz de afrontar los retos que impone la vida misma.

Queda claro que para triunfar en la vida hay que cuidar mucho nuestro nivel de identidad. Hay que identificarse con los talentos y cualidades, más no con los defectos ni limitaciones. Esto no quiere decir que, ante las circunstancias, neguemos nuestras propias limitaciones, sino que únicamente debemos centrarnos en nuestros recursos con los cuales afrontamos las responsabilidades contraídas. Centrarnos en lo que SI TENEMOS y no, en lo que CARECEMOS.

El liderazgo interpersonal en cambio, está ligado a las emociones como vínculos y se apoya en las capacidades que nos permiten discernir y responder de manera apropiada a los estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y deseos de otras personas.

Las habilidades interpersonales forman un conjunto de comportamientos y serie de hábitos necesarios para garantizar una adecuada interacción, mejorar las relaciones personales y alcanzar los objetivos de la comunicación, es decir, saber transmitir o expresar ideas como sentimientos, a la vez, comprender lo que los demás expresan, una información, instrucciones o una orden, abrir horizonte de posibilidades, explorar diversos puntos de vista o escenarios, incitar a que afloren sugerencias e ideas creativas, necesidades o malestares, etc..

En las empresas revisten cada vez más importancia para construir equipos de trabajo eficientes, que interactúen abiertamente, compartan todo, propongan libremente, se impliquen comprometidamente y resuelvan la continua y diversa complejidad de sus operaciones de forma efectiva.

Para eso se requiere a alguien que organice y dirija esa energía y esa persona requiere de contar con habilidades como saber escuchar, saber comunicarse asertivamente, saber abrir conversaciones, saber plantear preguntas, saber dialogar, saber retroalimentar, saber confrontar, saber retar o desafiar, saber manejar las emociones y saber calibrar a los interlocutores, saber conciliar intereses, saber delegar responsabilidades, saber reconocer esfuerzos y contribuciones, saber dar y recibir retroalimentación, es fundamental para establecer y fortalecer los vínculos en todo orden.

Conforme la persona va ascendiendo en responsabilidad dentro de una organización, es obvio decir que va ampliando el horizonte de influencia y por lo tanto, se requiere desarrollar otra clase de liderazgo que van más enfocadas a lo impersonal, o sea, al desarrollo de esa entidad llamada organización,

En la medida que se sube en la pirámide de toda organización, surge el liderazgo impersonal, impacta a todos, pero la interacción es mínima, ya que su enfoque está más centrado a la estructura o entidad económica o social.

Podría decirse que la dirección empresarial comprende dirigir a la organización, a esa entidad económica y para ello se deben de contemplar aspectos de un inicio, como estar preparado para lo que pueda aparecer en el transcurso de su avance hacia el destino deseado y al final evaluar los resultados. Una vez logrado el cometido, se replantean objetivos, rumbos y de nuevo a bregar y así sucesivamente. En un proceso continuo, dinámico, cambiante que desafía a todos sus integrantes.

¿Qué rol cumple un directivo en la empresa? Dirección: La función fundamental es liderar la estrategia de la empresa. Las compañías necesitan líderes que estén dotados de la competencia y autoridad necesarias para merecer la confianza de su equipo.

El directivo debe basar sus decisiones en el pensamiento estratégico como en el sistémico y creativo y en sus habilidades (liderazgo, anticipación, comunicación, capacidad de gestionar el cambio…) formular estrategias de innovación y crecimiento, especialmente en un entorno empresarial tan competitivo y cambiante como el que vivimos en la actualidad.

Su reto principal es conseguir beneficios para su empresa a corto, mediano y largo plazo. Para ello debe ser una fuente continua de información y generación de ideas para indicar el respectivo rumbo y así la organización trabaje bajo esa guía. Para ello, es fundamental que se aplique el Proceso Administrativo, el cual consiste de funciones como planificación, organización, dirección, motivación y control. De esta manera, el líder es capaz de conducir el esfuerzo humano a buen rumbo, atendiendo a la vez, la eficiencia del trabajo de conjunto, el cumplimiento de los objetivos trazados, el bienestar y cuidado de la integridad del personal, la responsabilidad social con su comunidad y la medición de riesgos para el sostenimiento y expansión del negocio a largo plazo

Para resumir, el liderazgo 3D abarca primeramente un liderazgo personal que cada individuo debe alimentar para ir construyendo una mejor versión de sí mismo y en esa medida, acrecentar las habilidades interpersonales para gestionar equipos de trabajo en aras de lograr metas cada vez más complejas conquistando así el desarrollo del conjunto en cuestiones de de madurez emocional como laboral y finalmente el liderazgo impersonal obliga a tener una personalidad robusta que afronte las responsabilidades de hacer crecer sustentablemente a un sistema dinámico dentro de ambientes cambiantes, turbulentos, competitivos y exigentes.

Para mayor información, consulta nuestra sección de Certificación de Clase Mundial en Coaching Ejecutivo y descubre todos los servicios que tenemos para ti.

Más artículos

LIDERAZGO AL ESTILO GANDHI

No cabe duda que en la actualidad gran cantidad de organizaciones, escuelas y padres de familia están sumamente interesadas en desarrollar a las personas para

Leer más >>

LIDERAZGO 3D

Un fenómeno incuestionable es la serie de cambios que estamos experimentando en los dominios tecnológicos, de salud, laborales, sociales, legales, en las que se han

Leer más >>

EL COACHING APLICADO AL DEPORTE

  En la actualidad, el coaching deportivo es una disciplina netamente incipiente, pero con una gran demanda, por tanto, por desarrollar, divulgarse, promoverse y aplicarse

Leer más >>

At vero eos et accusamus et iusto odio digni goikussimos ducimus qui to bonfo blanditiis praese. Ntium voluum deleniti atque.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
X

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si das clic en el botón de continuar, cierras el pop up o continuas utilizando el sitio asumiremos que estás de acuerdo. Puedes consultar nuestro Aviso de Privacidad

Abrir chat
Hola
Si tienes alguna duda, escríbenos