Soft Skills en las Organizaciones

 

Las Soft Skills o habilidades Blandas o Sociales, vienen de un término utilizado en la psicología organizacional relacionado con el cociente de inteligencia emocional, y que es el conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, comunicación, lenguaje, hábitos personales, amistad y optimismo que caracteriza a las relaciones con otras personas, incluyendo el sentido común y una actitud flexible positiva.

Un estudio realizado por LinkedIn a 291 directores de Recursos Humanos de Estados Unidos concluyó que para los reclutadores es fácil encontrar a personas con conocimientos y habilidades en sus áreas reconocimiento pero es difícil encontrar a personas con las “Habilidades Blandas” o Soft Skills.

 

Algunas de las habilidades blandas más solicitas son:

  • Inteligencia Emocional (manejo de emociones)
  • Comunicación Humana (asertividad)
  • Escucha Activa
  • Retroalimentación Efectiva
  • Solución Creativa del Conflicto (negociación)
  • Todos a bordo (alineación)
  • Integrando esfuerzos (integración)

 

Estas habilidades, muchas veces no se toman en cuenta a la hora de contratar a los empleados y son poco valoradas, se toman en cuenta primeramente las Hard Skills que son las exigencias profesionales de un trabajo; por las Hard Skills obtenemos el trabajo y por las Soft Skills lo retenemos.

La importancia de estas habilidades en la organización es alta y la falta de ellas es un riesgo para la empresa, conoce más de cómo Capacitar a tu personal aquí.